Todo Noticias Roca Todo Noticias Roca

Acuerdo en Río Negro para desarrollar cannabis medicinal

La primera prueba comenzará en el INTA Alto Valle con la producción de las plantas.

Actualidad 09 de septiembre de 2022
carreras cannabis medicinal

La gobernadora, Arabela Carreras, firmó hoy en Viedma el convenio de investigación y desarrollo que aúna los esfuerzos del sector público y privado para trabajar en la investigación, desarrollo y producción de cannabis medicinal con fines terapéuticos.

El documento establece las pautas del trabajo conjunto entre la Productora Farmacéutica Rionegrina (PROFARSE), el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), la Agencia RN Invierte, la Agencia RN Innova, la Asociación Civil “Ciencia Sativa” y la empresa Pasedati con el fin de desarrollar formulaciones para obtener productos, medicamentos y fitopreparados de cannabis.

“No encontramos con familias que nos mostraron evidencias en los tratamientos y vimos la necesidad de darle un marco legal y brindarles la oportunidad a las personas de que puedan consumir estos productos de manera segura”, enfatizó Carreras, quien estuvo acompañada por el presidente de PROFARSE y Ministro de Salud, Fabián Zgaib; el director regional INTA Patagonia Norte, Carlos Magdalena; la fundadora de la Asociación Civil “Ciencia Sativa”, Gabriela Calzolari y el presidente de la empresa Pasedati, Antonio Barahona. 

También estuvieron presentes el Intendente de Cipolletti, Claudio Di Tella, y la gerenta general de PROFARSE, Marne Livigni.

A través de este trabajo conjunto, se planifica abastecer con estos productos a los sistemas público y privado de salud y a los usuarios registrados en el Reprocann, además de contribuir en proyectos de investigación y con organizaciones no gubernamentales, cooperativas y pymes. La producción estimada de la prueba piloto es de 500 kilos de flores de cannabis, que equivale a 50 kilos de resina.

Cadena de producción y prueba piloto

La primera prueba planificada comenzará con la tarea del INTA y la producción de las plantas en la Estación Experimental Agropecuaria en el Alto Valle, donde se proyecta una superficie cultivada de 3.000 m2 (500 a 800 plantas por superficie).

Además, en la Estación Experimental Agropecuaria de INTA en Bariloche funcionará el Laboratorio de Fitomejoramiento, donde se trabajará en la selección genética de las variedades, priorizando las demandas de Salud.

En el laboratorio privado Pasedati se realizarán tareas de ajustes de técnica y extracción de resinas, mientras que el estatal PROFARSE avanzará en la elaboración de productos y fitopreparados, además de evaluar y controlar la calidad.

“Las disposiciones de ANMAT son muy nuevas; se les llamó a los productos vegetales derivados del cannabis para uso humano donde ya tenemos todos los lineamientos tanto de la planta y del producto para tratamientos no convencionales. Esto abre un abanico que no teníamos, es por eso que en ese marco normativo vamos a seguir investigando, siempre en pos de la salud pública y privada para que llegue a las personas más vulnerables y garantizar un derecho”, sostuvo Livigni.

Además, aseguró que van a producir un producto de calidad: “Desde lo técnico, estamos en condiciones con el equipo farmacéutico, bioquímico y del laboratorio, poder garantizar a la población que el producto  que ingresa, es de calidad en todas sus etapas”.

Te puede interesar

Lo más visto