Todo Noticias Roca Todo Noticias Roca

Edersa pide a las autoridades tomar “cartas en el asunto” 

Después de otros dos robos de transformadores la empresa busca que se tomen medidas.

Actualidad 13 de junio de 2022
edersa

Durante el fin de semana que pasó se registraron dos nuevos robos y destrucciones de transformadores de potencia en zona rural de la localidad de Allen. En menos de 10 meses ya se produjeron nada menos que 25 ataques a subestaciones transformadoras que opera la distribuidora Edersa, con un enorme perjuicio para miles de usuarios que residen en el Alto Valle, riesgos para las personas y pérdidas económicas millonarias para la empresa eléctrica.

La situación es realmente preocupante y hay un dato fundamental: de los 25 robos y vandalizaciones a transformadores de potencia, 15 se produjeron en jurisdicción de Allen. 

“A esta altura, está claro donde han elegido atacar los delincuentes, y las autoridades locales no logran detectar, controlar y terminar con estos delitos que afectan a miles de vecinos, y provocan fuertes peligros en la seguridad pública”, expresó el gerente General de Edersa, Raúl Barhen.

El robo de cables, sobre todo de baja tensión, es un problema de vieja data, que se exacerbó en los últimos dos años, cuando los ladrones comenzaron a atacar también líneas de media tensión. La nueva preocupación se da con los ataques a transformadores, algo que “históricamente jamás había ocurrido”, explicó Barhen. 

El primer robo de un transformador se registró el 13 de agosto de 2021, cuando se llevaron uno de 16 KVA que abastecía suministros de la ex Isla 17 de Allen. De ahí hasta fines del año pasado, en esa localidad vandalizaron otras tres máquinas de potencia, todas en zona rural.

En enero de este año el escenario se tornó realmente complejo porque Edersa sufrió 5 robos de transformadores, 4 de ellos en Allen y el restante en sector de chacras de Sargento Vidal. El verano terminó con otros 6 ataques a subestaciones de transformación de Allen.

“Desde ese momento, al finalizar el verano, nos dimos cuenta que ya no era un problema coyuntural. Nos reunimos con autoridades de diferentes niveles, activamos acciones preventivas y en algunas jurisdicciones logramos mejorar, cambiando líneas de cobre por aluminio y concretando acciones disuasivas. Pero hay localidades como Allen, Chichinales o General Enrique Godoy donde los robos se repiten sistemáticamente”, remarcó Barhen.

El sábado pasado, en horas de la madrugada, se produjeron dos nuevos ataques a transformadores en zona rural de Allen. Ambos eran de 40 KVA y abastecían a decenas de chacareros, que se quedaron sin luz durante horas. Un día antes los delincuentes habían atacado una subestación transformadora de Chichinales, donde dejaron a oscuras la ruta Nacional 22. Allí volvieron a la carga hoy por la madrugada: “se llevaron 200 metros de cable de media tensión, dejaron sin servicio a los vecinos de esa zona rural y sin agua a toda la localidad, dado que afectó el bombeo de agua”, informó el gerente General de Edersa. 

Y culminó: “creemos que las autoridades deben tomar cartas en el asunto, que los recorridos y las acciones de prevención sean más enérgicas, sobre todo en las localidades como Allen, Chichinales y Godoy, donde los delitos se repiten a diario”.

Te puede interesar

Lo más visto